La soñada aceleración de la transformación digital

La soñada aceleración de la transformación digital

Arranca el año 2021 con angustia por parte de muchos empresarios, pesimismo tal vez, pero por difícil e iluso que parezca, con visos de luz al final del túnel. El gobierno nacional acaba de anunciar la fecha de comienzo del plan de vacunación y la curva de contagios de COVID-19 comenzó a descender. El escenario de la economía nacional muestra una leve recuperación según analistas especializados, en parte gracias a la consolidación de la economía de servicios y a un moderado optimismo por las noticias sanitarias recientes. Si bien muchas empresas han desaparecido dolorosamente, muchas otras que entendimos e interiorizamos con ejecuciones concretas la transformación digital, nos hemos fortalecido, hemos aprendido a operar eficientemente desde la virtualidad y encontramos nuevas fuentes de ingreso, basadas en el crecimiento de los centros de contacto, que son ahora el mejor canal de comunicación entre las empresas y sus clientes.

En los pocos días del 2021, muchos requerimientos fuera de lo común nos han llegado por parte de nuestros urgidos y queridos clientes, los cuales nos han forzado a incrementar nuestra inversión en investigación y desarrollo, a promover la creatividad como nuevo valor empresarial, a forjar nuevas alianzas comerciales, a eliminar costos obsoletos, a incrementar nuestras inversiones en mercadeo digital, en nuevos modelos de financiación, en el lanzamiento de nuevos productos y en capacitación virtual respaldada por las nuevas certificaciones tecnológicas que rigen la nueva industria 4.0. La tecnología tradicional de plataforma de contact center se quedó corta y los modelos de compra basados en capex o en suscripciones con clausulas obligadas de permanencia, se volvieron obsoletos e ineficientes, ante la consolidación de las plataformas nube que se despliegan con poderosos modelos de seguridad, flexibilidad y modelos de consumo pago por uso. Nuevos fabricantes con una visión renovada se posicionan por encima de los tradicionales. La inteligencia artificial dejó de ser un concepto futurista para consolidarse como una necesidad básica real y aquellos que la posicionan como la gran novedad, se ven vetustos, desesperados, desconocedores de los grandes avances que grandes compañías como IBM, AWS o Google llevan consolidando hace varios años y que les tomaron años de ventaja. El software se impone como el centro de la tecnología, como uno de los ejes de la aceleración de la transformación digital y a su alrededor se construye un nuevo escenario, una nueva economía equitativa y llena de posibilidades para todos.

Este escenario nos llena de un dulce optimismo, que consolida nuestra visión, que nos permite afrontar el 2021 con fortaleza, buena actitud y mucha felicidad.

Autor: Pedro Cano

Pedro Cano
Write a Comment